jueves, 26 de enero de 2017

UNA VIDA MEJOR

Una vida mejor  es el segundo libro que leo de Anna Gavalda, el primero fue Juntos nada más, regalo de una amiga y recomendado por mí a otras varias.
Una vida mejor también es el segundo libro, en este caso de una trilogía sobre la juventud actual que la autora inició con Billie, su anterior novela. Contiene dos relatos cuyos protagonistas principales son jóvenes que comparten las inquietudes y los problemas de muchos de su generación, por ejemplo, trabajos no satisfactorios, relaciones amorosas inestables, desarraigo y desconcierto ante un futuro complicado.
El primer relato, Mathilde, nombre de su protagonista, nos presenta a una chica de veinticuatro años que, a punto de terminar la carrera de Historia del Arte y al haber muerto su madre de cáncer, es contratada por su cuñado para realizar a través de Internet un trabajo bien pagado en el que tiene que mentir de continuo. Eso, unido al abandono de su novio, le origina una frustración constante que intenta superar a base de alcohol y contactos sexuales efímeros. Cierto día, al encargarle sus compañeras de piso que entregue diez mil euros al contratista que ha de reformarles la vivienda, olvida el bolso en el bar. La persona que lo encuentra, un hombre de aspecto que considera deplorable, se lo devuelve intacto despidiéndose con la recomendación de que si hay algo en la vida que de verdad le importa, haga lo que sea para no perderlo. Esas palabras, la actitud del hombre y algunas cuestiones más quizá un tanto rocambolescas provoca en Mathilde un cambio radical.
El segundo relato, Yann, igual aquí nombre de su protagonista, me parece más completo y pensado que el primero. Trata de un joven de veintiséis años licenciado en Diseño que trabaja como comercial después de mucho buscar un empleo acorde con sus estudios y aspiraciones; búsqueda muy bien contada por Anna Gavalda común a tantos otros jóvenes en circunstancias parecidas. Yann vive en un bloque de pisos con su novia de categoría social elevada y con la que aún continúa por inercia. Una tarde en la escalera coincide con un matrimonio y sus dos hijas que habitan el mismo bloque y queda maravillado de la relación que existe en la familia. Lo que ve y lo que escucha mientras cena con ellos le conduce a reflexionar y, al igual que en el caso de Mathilde,  su percepción de la realidad y su comportamiento cambian.
Fiel a su estilo ligero y optimista, Anna Gavalda relata en Una vida mejor historias de la vida cotidiana protagonizadas en este libro por jóvenes que, en primera persona, nos cuentan lo que hacen y lo que sienten utilizando un lenguaje de frases cortas y ágiles que refleja su manera de vivir. Insisto en que la reflexión y la riqueza de esas historias, según mi parecer, resulta bastante superior y convincente en Yann.

No hay comentarios:

Publicar un comentario