lunes, 5 de septiembre de 2016

DIME QUIÉN SOY

Hablo sobre los clubes de lectura con el encargado de la biblioteca del pequeño pueblo castellano manchego en el que acostumbro a pasar las vacaciones. Dice que en esta comunidad los clubes de lectura funcionan muy bien y que los encuentros con autores que congregan a un elevado número de personas suelen ser un éxito, aunque en ocasiones el autor no termine de conectar con la gente, algo que no sucedió en el último de esos encuentros en el que la invitada fue Julia Navarro.
Ante el entusiasmo que muestra el bibliotecario al referirse a la citada autora que, al parecer, derrocho simpatía y amabilidad con todo el mundo, en lo que coinciden otros miembros del club que asisten a la charla, pido que me recomienden un libro escrito por ella que haya conseguido el aplauso general. Me recomiendan dos: Dime quién soy y Dispara yo ya estoy muerto. Al estar el segundo prestado, vuelvo a casa con Dime quién soy y sus mil noventa y siete páginas.
Dime quién soy se inicia con el encargo que hace a Guillermo, un joven periodista que no atraviesa un buen momento profesional porque pretende ser objetivo y veraz en su profesión, tía Marta, la exigente y puntillosa hermana de su madre.
Tía Marta descubre en un cajón la foto de una bella mujer vestida de novia y piensa que podría tratarse de la esposa de su abuelo que desapareció poco después de dar a luz el primer hijo. Lo que ha de hacer Guillermo es averiguar todo lo concerniente a esa mujer de la que sólo conoce el nombre, Amelia, ya que el niño al ser mayor cambió el apellido materno adoptando el de la persona que desde entonces se ocupó de él.
En el archivo de la parroquia Guillermo descubre que la mujer de su bisabuelo se llamaba Amelia Garayoa Cuní y había nacido en 1917.
De ahí en adelante Julia Navarro confecciona un relato en el que el periodista ha de viajar a diversos países para entrevistarse con personas que conocieron a su bisabuela. En esos encuentros se produce una vuelta al pasado y vamos conociendo la historia de Amelia en el trascurso de periodos históricos terribles: guerra civil española, gobierno de Stalin, 2ª guerra mundial, división de Alemania, construcción del muro de Berlín, etc.
Para llenar de contenidos que no aburran a lo largo de mil noventa y siete páginas, Julia Navarro utiliza las técnicas que caracterizan a un best-seller: amor, violencia e intriga, en este caso con base histórica tipo la Trilogía de Ken Follett, aunque aquí sea con acento hispano.
A pesar de que muchos de los hechos que expone son verídicos y algunos de los personajes que aparecen existieron en la realidad, la protagonista principal del relato, Amelia Garayoa Cuní, no resulta en absoluto creíble.
Pero creo que eso es lo que menos importa a los entusiastas de Dime quién soy, una novela que se lee con facilidad, entretiene y permite que pueda establecerse un interesante diálogo en el grupo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario