domingo, 19 de abril de 2015

MALDITO KARMA

Hoy traigo a Opticks un libro del que me hablaron hace bastante tiempo, pero que tal vez porque la referencia no me pareció interesante, aplacé hasta esta semana su lectura. Me refiero a Maldito karma, la primera novela del guionista de televisión alemán David Safier.
Al tratarse de una persona ligada al mundo televisivo, David Safier elige como protagonista de Maldito karma a una famosa presentadora de televisión a la que llama Kim Lange. La tal presentadora, nacida en un barrio marginal, de familia humilde y desestructurada, se propone alcanzar la riqueza y la fama apartando a todos aquellos que dificulten sus propósitos: compañeros, parientes, amigos…
Kim Lange está casada y tiene una hija de corta edad, de la que debe ocuparse Alex, el marido, al igual que de las cuestiones relacionadas con la casa, sacrificando así sus propias aficiones en aras de que su mujer alcance el éxito soñado.
Hasta aquí, la historia serviría, incluso, como guión dramático. Sin embargo, David Safier utiliza para contárnosla un tono desenfadado y humorístico, introduciendo multitud de escenas cómicas que hasta podrían considerarse una crítica al ambiente superficial y egocéntrico que existe en torno a la farándula. El problema es que la crítica se queda en amable y termina dando la impresión de que la única intención del autor es hacernos reír.
El resultado de una vida en la que prima el egoísmo es que, según David Safier, el egoísta acumula mal karma y debe redimirse si pretende alcanzar el nirvana. La consecuencia de esto para Kim Lange es que, al caerle encima un lavabo desprendido de una estación espacial rusa y morir aplastada, se reencarne en una hormiga obrera. En el hormiguero entra en contacto con Giacomo Casanova, cuyo karma tampoco debería ser de alta calidad, ya que se ha convertido en hormiga también. Juntos vivirán estrambóticas aventuras que les conducirán a sucesivas reencarnaciones: cobaya, vaca, gato… dependiendo de sus respectivos comportamientos.
Omito el final porque resulta un tanto sorprendente y creo está adornado con demasiadas dosis de moralina. Dejo que aquellos que no conocen el libro, lo descubran y juzguen.
Mi opinión es que Maldito karma es uno de esos libros que se lee en una hora, que tiene cierta originalidad, como las notas a pie de página referidas a Casanova, pero en el que abundan los detalles manidos y previsibles que pueden hacerte sonreír a veces, pero que no te aportan nada nuevo.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada