martes, 4 de noviembre de 2014

LA VERDAD Y OTRAS MENTIRAS

Conforme te vas adentrando en La verdad y otras mentiras, primera novela escrita por el guionista alemán Sascha Arango, si eres aficionado a las historias policiacas de “serie negra”, descubrirás que Henry Hayden, personaje principal de dicho libro, se asemeja en múltiples aspectos a Tom Ripley, protagonista de las novelas de “serie negra” creadas por Patricia  Highsmith.
Ambos, Tom Ripley y Henry Hayden, recurren a la doble personalidad para ocultar sus trapicheos más o menos graves; planifican con total frialdad cada uno de los movimientos que realizan, las estrategias que diseñan destinadas a despistar a los posibles investigadores les salen bien y carecen por completo de sentimientos de culpabilidad.
Además, también en los dos casos, tanto Tom Ripley como Henry Hayden se las ingenian para desaparecer del lugar en el que ha cometido los delitos y empezar de nuevo en otro escenario.
La originalidad de La verdad y otras mentiras estriba, sobre todo, en su argumento. Henry Haydin es un escritor famoso alabado por la crítica y por los lectores que vive junto a su esposa y un perro en una antigua casa alejada de la ciudad.
Lo que los lectores y críticos ignoran es que los libros que publica Henry Haydin no los escribe él sino Martha, su esposa.
Martha escribe por un impulso que le fuerza a hacerlo, pero no desea ninguna clase de notoriedad. De hecho, hasta que conoció a Henry, lo que iba escribiendo lo amontonaba en el sótano de cualquier manera expuesto a las ratas y a la humedad.
En el matrimonio formado por Henry y Marta, bastante atípico por cierto, las funciones están repartidas de manera que el hombre se ocupa de los asuntos materiales y la mujer tan sólo de escribir.
Entre las ocupaciones materiales de Henry está la de encargarse de la casa en todos los aspectos, asistir a la presentación y difusión de los que creen sus libros, inventar dedicatorias para los numerosos compradores, disfrutar de cualquier lujo apetecible y acostarse con las mujeres que más le atraen.
La verdad y otras mentiras empieza cuando Betty, amante de Henry y redactora jefe de la editorial que publica sus obras, le muestra una ecografía y le confiesa que aquello que ve es hijo de ambos.
A partir de ahí, con gran habilidad, Sascha Arango desarrolla la trama característica de una novela negra, en la que todos los personajes tienen alguna tara psicológica, la sociedad en su conjunto tampoco se salva y los acontecimientos se suceden de un modo vertiginoso y perfectamente planificado para beneficiar al “malo” de la historia.
Leo en la contraportada que ya se ha cerrado la venta de los derechos cinematográficos de La verdad y otras mentiras y que su autor, Sascha Arango, ha recibido la aclamación unánime de la crítica y los lectores por su excepcional debut literario.
Mi opinión es que se trata de un libro brillante y sorprendente que interesa desde el principio hasta el final, incluyendo el mensaje contenido en el título. 
Si tenemos en cuenta el prestigio internacional como guionista que posee el autor alemán, seguro que dará lugar a una exitosa versión cinematográfica con un suspense de lo más inquietante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada