lunes, 26 de mayo de 2014

CUENTOS SENTIMENTALES

Rosalía Rico Verdú es una profesora de literatura ibense de la que hasta hace unas semanas sólo conocía su faceta como escritora de cuentos para niños; algunos de ellos galardonados con el Premio de Cuentos Villa de Ibi.
Así que ha supuesto una grata sorpresa descubrir que, además de poseer la capacidad de conectar con el público joven y utilizar un lenguaje asequible a sus inquietudes y motivaciones, Rosalía Rico Verdú, a través de los personajes que aparecen en Cuentos sentimentales, libro que hoy traigo a Opticks, se adentra en el mundo de los adultos y, con gran profundidad y enorme ternura, nos habla de los sueños, las frustraciones, las renuncias y los anhelos que los seres humanos compartimos y que, en determinadas ocasiones, pueden cambiar para bien o para mal nuestra existencia.  
Cuentos sentimentales contiene dos historias: la primera y más larga que se titula Viaje al corazón tiene como principal protagonista a Clara, una profesora de dibujo enferma de cáncer y a punto de jubilarse que valiéndose de los cuentos que leía de niña, sobre todo de Andersen, y que su padre, un ferroviario enamorado de su trabajo y filósofo, le contaba, reflexiona sobre la vida, el paso del tiempo, el amor, la soledad y las relaciones entre las personas en general.
Además de apoyarse en los cuentos: La Reina de la Nieve, El gato con botas, La bella durmiente, La pequeña cerillera, etc. Rosalía Rico Verdú utiliza para sus reflexiones obras de determinados pintores, Arthur Rackham y René Magritte, (recordemos que Clara es profesora de dibujo).   
La segunda historia recogida en Cuentos sentimentales gira en torno al cuadro El Alma de la rosa de John William Waterhouse, de hecho así se titula el relato: Alma de rosa (4 variaciones sobre un cuadro). También aquí, y de una forma especialmente intensa debido a la brevedad de lo narrado, Rosalía Rico Verdú demuestra su capacidad para profundizar en la condición humana y emocionar, sorprender y hasta inquietar al lector con sus historias en las que los personajes aparecen y desaparecen en una identidad cambiante según las circunstancias que nos hace recordar la repetida frase de Ortega y Gasset.
En resumen, Cuentos sentimentales de Rosalía Rico Verdú es un libro de los que apetece leer poco a poco paladeando la belleza, profundidad y plasticidad del lenguaje que la autora utiliza y meditando sobre la moraleja que encierran los cuentos que analiza, porque como ella dice, citando a Martín Garzo: “En los cuentos la muerte y la vida siempre van de la mano, pero esa muerte no supone una aniquilación sino la liberación total, por ese motivo los cuentos nos ayudan a vencer a la muerte”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario