domingo, 1 de diciembre de 2013

LA TRAMA NUPCIAL

La trama nupcial, novela de quinientas treinta y una páginas escrita por el autor norteamericano Jeffrey Eugenides y que pronto será llevada al cine, al igual que ocurriera con otro de sus libros, Las vírgenes suicidas, conduce al lector al mundo universitario de Estados Unidos a principios de los ochenta, situándolo en la universidad de Brown en plena graduación de los nuevos licenciados.
La protagonista femenina de La trama nupcial es Madeleine Hanna, una joven de clase media alta estudiante de literatura clásica inglesa que está a punto de licenciarse en Lengua y cuya tesis ha versado sobre “la trama nupcial” en la novela victoriana; género por el que Madeleine, aficionada a la lectura desde la infancia, muestra predilección con autoras como Jane Austen y George Eliot.
Junto a Madeleine, comparten protagonismo dos jóvenes bastante diferentes:
-Leonard Bankhead, del que Madeleine se enamora, es un estudiante de Biología muy inteligente y brillante, pero con tendencias maniaco depresivas de origen genético, agravadas por haber vivido una infancia traumática.
Mitchell Grammaticus, enamorado de Madeleine, estudia Ciencias de la Religión e intenta encontrar un sentido a la existencia investigando corrientes religiosas en línea con los místicos, así como la forma de concretar en la práctica las distintas doctrinas. Por todo ello, tras graduarse, decide marchar a la India, iniciando un viaje que le llevará por Francia, Marruecos, Grecia y, finalmente, India, país en el que trabajará en un albergue fundado por la madre Teresa de Calcuta.
Muchas de las cuestiones reseñadas las vamos descubriendo conforme avanza la narración, ya que el relato no es lineal, sino que retrocede para contarnos situaciones vividas por los protagonistas siempre que Jeffrey Eugenides lo considera necesario.
De este modo, se nos proporciona información sobre las ramas del saber que interesan a Madeleine en la universidad: novela victoriana, semiótica o deconstrucción centrada sobre todo en Jacques Derrida. El análisis de estos tres aspectos de la formación académica de la joven es muy amplio y nos permite conocer, además de en qué consiste cada uno de ellos, el sistema de estudios de las universidades norteamericanas, más flexible y enriquecedor que el nuestro.
Dicho sistema se nos muestra también al reseñar el autor la trayectoria universitaria de los dos jóvenes. Exposición que Jeffrey Eugenides extiende hacia la enfermedad de Leonard, cuyos síntomas, evolución y tratamiento están explicados con todo detalle.
Las vidas de estos tres personajes principales se unen y separan en diversos momentos del relato; de modo que el final, en mi opinión muy acertado, termina sorprendiendo al lector.
En el curso de la historia, Jeffrey Eugenides, aparte de informarnos ampliamente sobre las cuestiones señaladas, analiza “la trama nupcial” de la que Madeleine es protagonista: romanticismo, sexo apasionado, angustia y dudas asociadas a la enfermedad del hombre al que ama, incomprensiones o apoyos familiares, etc.
Al lado de esta “trama nupcial” se presentan otras como la de la hermana de Madeleine, la de sus padres o la de los padres de Leonard, ninguna de ellas muy edificante.
En fin, La trama nupcial es una novela extensa, con gran variedad de registros, amplia información y bien escrita. Pero a mí no ha conseguido emocionarme.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario