viernes, 30 de agosto de 2013

LA CASA REDONDA

La novela ganadora del National Book Awvard 2012 se titula La casa redonda y su autora es Louise Erdrich, prestigiosa escritora norteamericana descendiente de la tribu india Ojibwe y nieta de un dirigente de la reserva india Ojibwe en Dakota del Norte en la que ella colabora activamente.
Con los antecedentes citados, no debe extrañarnos que la historia contenida en La casa redonda se desarrolle en una reserva india, que los protagonistas sean sobre todo personas que viven en dicha reserva y que estén muy presentes en el transcurso de la misma las injusticias que a lo largo de la historia de Estados Unidos se han cometido con ellas.
 
El relato lo cuenta en primera persona Joe, un chico de 13 años cuyo padre ejerce como juez entre los ojibwe y cuya madre es administradora tribal.
La plácida vida de esta familia se interrumpe de manera trágica cuando la madre sufre una terrible violación en los alrededores de La casa redonda. Tras recuperarse de las heridas sufridas, la mujer se encierra en su habitación sin querer hablar ni ver a nadie.
Como las investigaciones para averiguar la identidad del agresor van muy lentas, Joe decide, junto a su amigo Cappy, vengar a su madre castigando al hombre que ha cometido el atropello. Se inicia así una trama propia de novela negra que conduce al lector a un laberinto en el que la injusticia, la venganza, la culpa, el miedo, el dolor, el remordimiento y el sentido de familia, expresados a través de los ojos de un púber, le seducirán hasta el final.
 
La casa redonda es una novela fácil de leer porque la autora ha conseguido de manera perfecta hablarnos con la voz de un chico de sólo 13 años, al que la vida fuerza a madurar de forma abrupta, pero que no ha perdido su candor, su capacidad de soñar y su afán de aventura; y al que mueve a la acción el amor que siente por sus padres, por la historia y tradiciones de los suyos y el deseo de que se haga justicia.
 
Resumiendo, La casa redonda de Louise Erdrich es un libro aconsejable por múltiples razones: está muy bien escrito, con una prosa profunda y de gran belleza plástica; la historia que nos cuenta interesa y conmueve desde el principio al fin; todos los personajes, principales y secundarios, son creíbles y poseen una enorme intensidad dramática; permite que conozcamos la realidad actual de unas gentes a las que se les arrebataron sus tierras y con ellas sus formas de vida, y que aún, en medio del desastre, intentan conservar y legar a los jóvenes tradiciones y modos de existencia ancestrales y, lo más importante, intentan conservar su dignidad.

 

1 comentario:

  1. Creo que puede ser muy interesante conocer algo más sobre esa tribu así que me lo apuntó,que tiene buena pinta. Por cierto:acabo de descubrir tú blog. Me gustan tus reseñas así que volveré por aquí.
    Abrazo !!

    ResponderEliminar