martes, 26 de marzo de 2013

LEÓN EL AFRICANO


 
Leer un libro de AminMaalouf siempre resulta gratificante por la claridad de su prosa, la profundidad que subyace en lo que expresa y esa manera de pensar que es como un abrazo envolvente y cálido en el que caben todas las personas, sea cual sea su creencia o su raza.
Si a lo anterior añadimos que con los libros de Amin Maalouf podemos aprender historia, geografía, literatura, arte…, además de a reflexionar en positivo, no resultará extraño que hable con entusiasmo de este escritor nacido en el Líbano y galardonado en 2010 con el Premio Príncipe de Asturias.
La obra que acabo de leer, regalo de mi amiga Mila en una nueva edición bellamente ilustrada, se publicó en 1986 y su titulo es León el Africano, biografía novelada en forma de diario de Hasan bin Muhammmed al-Wazzan al-Fasi (Hasan, hijo de Mohamed el alamín de Fez), personaje de familia egregia y con excelente educación que nació en Granada allá por el 1488 y murió en Túnez alrededor de 1554.
Hasan inicia su historia en los últimos años de la Reconquista, cuando la descomposición del reino musulmán en la Península Ibérica es un hecho y Granada está a punto de caer en manos de los Reyes Católicos.
Todo se cuenta desde la perspectiva de los árabes que escapan de una situación cada vez más peligrosa para ellos, traicionados por los vencedores y acosados por la Inquisición. La llegada a tierras africanas trae también consigo multitud de problemas de adaptación y de enfrentamiento con los que ya vivían allí.
La vida de Hasan, bautizado más tarde como León por el papa León X, transcurre en ese tiempo. El relato que hace de sus andanzas resulta apasionante y nos permite conocer el mundo, a un lado y a otro del Mediterráneo, durante la primera mitad del siglo XVI.
Junto a Granada, se nos habla de Fez, El Cairo, Tombuctú, Alejandría, Constantinopla, Roma, ciudades todas a las que Hasan acude por diversos motivos y en las que le suceden multitud de aventuras que novela el autor, acompañándolas de documentadas explicaciones sobre su arquitectura, costumbres y gentes.
Junto a las ciudades y las tierras, algunas como Sudán citado por primera vez en el libro escrito por León el Africano y que se tituló Descripción de África, aparecen importantes personajes protagonistas de los hechos descritos. Así Boabdil el Chico, los Reyes Católicos, Solimán, Barbarroja, Carlos V, Francisco I de Francia, Lutero, la familia Médici, los papas León X y Clemente VII, etc.
Termino esta reseña insistiendo en lo que he destacado al principio y por lo que recomiendo leer a Amin Maalouff, dejando a un lado la claridad de su prosa y los conocimientos que nos aporta, seduce el tono respetuoso, conciliador y hasta optimista de todas sus obras.
En una sociedad en la que mucha gente parece disfrutar machacando al contrario, la voz de Amin Maalouff, comprensiva y afable, nos trae la serenidad necesaria para seguir andando y sonriendo, conscientes de que siempre hay esperanza.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario