lunes, 16 de enero de 2012

EL RUIDO DE LAS COSAS AL CAER

Cuando alguien, pese a las campañas edulcoradas de publicidad, pretende que hablemos de Colombia, enseguida se nos viene a la mente el narcotráfico, Pablo Escobar, el miedo, los secuestros, los sicarios… Muchos autores colombianos han escrito sobre ello: Laura Restrepo, Fernando VallejoJuan Gabriel Vásquez, autor colombiano residente en Barcelona, lo hace en un libro, El ruido de las cosas al caer, que, por su excelencia, le valió la obtención del Premio Alfaguara de Novela 2011.
Al contrario que las obras que he leído de sus compatriotas, Juan Gabriel Vásquez no se centra en la suya en el narcotráfico en sí. El protagonista, Antonio Yammara, joven abogado y profesor universitario en Bogotá, cuenta la historia en primera persona, cuando ya la terrible plaga que asoló su país y provocó miles de muertos parece ir quedando poco a poco atrás. Así que el abogado y profesor lleva una vida confortable, en la que no se plantea más hazañas que dar clase y pasarlo bien.
Ésa es la diferencia que encuentro respecto a otros relatos, podríamos decir que de tono épico, desgarrado o de denuncia. Antonio Yammara es una persona corriente que aspira a seguir siéndolo, en compañía de una alumna a la que ha dejado embarazada y de la hijita que están a punto de tener.
Pero las secuelas del tiempo de terror que vivió Colombia se hallan también en él y todo aflora a raíz del asesinato de Ricardo Laverde, un hombre de mediana edad al que Antonio conoció en un billar y con el que acostumbraba a jugar algunas partidas de vez en cuando. El pasado de Ricardo es oscuro, se dice que estuvo en la cárcel, pero sin detallar los motivos del encierro; ahora espera a su mujer, a la que no ha visto en muchos años y está próxima a volver de Estados Unidos.
La muerte de Ricardo Laverde afecta de lleno a Antonio Yammara y le impulsa a investigar la biografía del asesinado, en busca de un remedio para sus propios miedos.
Porque ése es otro aspecto que creo trata certeramente el libro: el miedo. Un miedo que puede parecer exagerado o, incluso, irracional y que, sin embargo, teniendo en cuenta el terror vivido durante años por los colombianos, resulta lógica su presencia, de manera directa o agazapado en el subconsciente, en personas alejadas en apariencia del foco que infectó a la nación, como el protagonista del libro El ruido de las cosas al caer, tan bien escrito por Juan Gabriel Vásquez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario