martes, 19 de abril de 2011

LA ESFINGE

Un libro más para leer en la consulta del dentista. También para alumnos de Secundaria adelantados o bachilleres de letras (interesados todos por Egipto y sus misterios).
El título del libro es La esfinge y su autor Robin Cook, médico norteamericano experto en best sellers, muchos de los cuales han sido llevados al cine; valga éste de ejemplo.
Según parece, el argumento de La esfinge resulta toda una novedad en el extenso repertorio del citado autor; aquí no habla de mutaciones, toxinas, manipulación de las mentes, etc. Un poco de pasada, se refiere a la maldición de los faraones, que pudo influir en la muerte de algunos de los que intervinieron en el descubrimiento de la tumba de Tutankamón; por ejemplo, lord Carnarvon.
Protagoniza la historia Erica Baron, egiptóloga, experta en los jeroglíficos del Imperio Nuevo y apasionada por su profesión, que decide visitar Egipto para recorrer los lugares que ha estudiado en los libros, y que son objeto de su habitual trabajo como investigadora en el Museo de Bellas Artes de Boston, ciudad en la que reside junto a su novio Richard, del que desea alejarse algún tiempo.
En Egipto, Erica se ve envuelta en una complicada y peligrosa trama, en la que intervienen saqueadores de tumbas, contrabandistas de obras de arte, funcionarios del Gobierno y asesinos profesionales.
El libro, como todo best seller, se lee con facilidad; además de presentar el resto de las características comunes a tal género: personajes atractivos, amoríos, violencia y un argumento que mantiene el suspense hasta el final.
Lo mejor es que está bien documentado y, aunque sea a nivel superficial, nos permite pasear con la imaginación por el Egipto antiguo y el moderno: sus templos, tumbas, pirámides, mezquitas, el árido desierto, el río Nilo, la polvorienta y abigarrada ciudad de El Cairo, hoteles, mercados, rutas turísticas… Así como recordar los nombres de faraones célebres: Tutankamón, Seti I, Ramsés II, la Reina Hatshepsut…; venerados dioses: Horus, Isis, Osiris…; ritos funerarios, costumbres, comidas, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada