viernes, 4 de marzo de 2011

EL TERCER REICH

Es el segundo libro que leo de Roberto Bolaño, por lo tanto, aún conozco muy poco a este escritor. Lo he comprobado entrando en otro blog de lectura, en el que también se refieren a él. El autor del blog realiza un análisis exhaustivo de la obra; con sesudos y rotundos argumentos, manifiesta su admiración por la misma.
Humildemente debo decir que estoy más de acuerdo con Roberto Bolaño que con su apasionado bloguero. Bolaño no quiso publicar El tercer Reich mientras estuvo vivo. Lo escribió en el año 1989, pero no le pareció lo suficientemente perfecto para enviarlo a una editorial. Ha sido después de su muerte cuando sus herederos lo han puesto al alcance de los lectores.
La verdad es que el argumento resulta original e interesante. Un joven alemán, Udo Berger, aficionado a los juegos de estrategia militar y campeón en la especialidad, pasa las vacaciones en un pueblo de la Costa Brava acompañado por su novia Ingeborg. El hotel que eligen es el mismo en el que, siendo niño, se alojaba en verano con sus padres y demás familiares. Dicho hotel está dirigido por una mujer alemana muy bella, Frau Else, de la que recuerda estar en aquel tiempo enamorado.
Una vez en el hotel, Udo exige que coloquen en la habitación una mesa que le permita desplegar el juego en el que trabaja esos días, el Tercer Reich. El trabajo consiste en buscar estrategias con las que Alemania pueda ganar la guerra a los aliados.
En sus visitas por el pueblo, Udo e Ingeborg conocen a otra pareja de alemanes, Charly y Anna, también de vacaciones; a dos lugareños, el Cordero y el Lobo, y a un joven más con la cara y parte del cuerpo quemados, el Quemado, que alquila patines de agua, debajo de los cuales se cobija por la noche, en una especie de cabaña que construye con ellos.
El comienzo es digno de Bolaño. Describe situaciones corrientes, sin embargo, provoca en el lector una inquietud que no se sabe bien a qué achacar, pero que hace sentir que algo malo habrá de suceder. El mal se intuye, aunque no acaba de manifestarse.
Ése es el defecto que encuentro en la novela, el genio de Bolaño se intuye, pero no acaba de manifestarse. El planteamiento es bueno, el desarrollo tiene aspectos positivos; falla la resolución de algunos de los muchos conflictos planteados; lo que no sucede en 2666, que es una novela redonda.
De todas formas, y esto es importante, la lectura del libro nos permite descubrir al escritor en sus inicios y atisbar por qué llegó a ser tan extraordinario en obras posteriores.

2 comentarios:

  1. I don’t bookmark sites but i will bookmark this! LOL!

    cheap clomid

    ResponderEliminar
  2. Hola Ma jose, en primer lugar quería solicitarte la dirección del blog al que haces referencia sobre el análisis exhaustivo del tercer reich de bolaño, en segundo opinar sobre tu comentario. No conozco el análisis del blogero fanático, pero estoy de acuerdo con él en que se trata de una pequeña obra maestra. Bolaño no la publicó pero eso no quita futuras intenciones del autor por hacerlo. Aquí está el germen de todas las temáticas desarrolladas en sus otras obras pero eso no le quita valor a esta. No es necesario que haya una "resolución de conflictos planteados", no es necesario que una novela sea "redonda" para ser buena, quizás su valor radique en las inconclusiones que presenta, quizás el logro estético sea ese, no satisfacer a lectores que busquen ese tipo de lecturas con resoluciones bien planteadas. Las editoriales pueden tener canones para decir que una novela es redonda de acuerdo a sus intereses comerciales de publicación, pero para un lector no deben existir esos parametros. Una novela es todo lo que dice y todo lo que no, incluso si tal cosa como la imperfección novelística existirea para un lector bien venido sea, allí habrá una pluralidad de sentidos concientes o inconcientes muy interesantes. Dices que no has leído mucho a Bolaño, creo que por ello tu opinion sobre el libro es la que emites. En primer lugar ten en cuenta la teoría del icberg que planteaba Heminway, mustras poco en la superficie mucho en la profundidad, no subestimes la facilidad de lectura que presenta está novela. Te doy una clave para Bolaño: juego, Bolaño es juego, es reinterpretar Rayuela de Cortazar. Piensa en eso luego vuelve a darle una lectura a este increible libro y veremos que piensas. Gracias por tu artículo. Saludos.

    ResponderEliminar