miércoles, 29 de diciembre de 2010

UNA LETRA FEMENINA AZUL PÁLIDO

Esta breve novela de Franz Werfel, escritor judío nacido en Praga en 1890 y muerto en EEUU en 1945, por su extensión, resulta apropiada para leer, si no se dispone de demasiado tiempo; y, por su calidad, puede servir de antídoto contra los excesos que suelen cometerse en la mayoría de las fiestas.
La acción transcurre en Viena en 1936, época inmediatamente anterior a la invasión alemana, comenzada ya la represión contra los judíos.
El protagonista principal es Leónidas, alto funcionario del Ministerio de Educación austriaco.
Leónidas hereda de un muchacho judío que se suicida un elegante frac. Gracias a él y a sus dotes de bailarín, procediendo de una clase social inferior, logra introducirse en la alta sociedad vienesa y enamorar a Amelie, rica heredera con la que se casa, sin que el matrimonio tenga hijos.
El día en el que transcurre toda la obra, Leónidas recibe una carta escrita con tinta de color azul pálido, en la que Vera Wormser, joven judía con la que mantuvo una relación amorosa después de casado, le pide ayuda para un chico inteligente y muy brillante que él desconoce, pero que piensa podría ser el hijo nacido de aquella relación.

El análisis psicológico de los personajes, manifestado, por ejemplo, en la lucha que mantiene Leónidas entre su integridad personal, lo que le dicta su conciencia, y el miedo a perder la posición adquirida; la descarnada descripción de la sociedad austriaca de aquel tiempo, en especial de la alta sociedad, que cierra los ojos a los crímenes del nazismo pensando que así conservará sus privilegios; y el deslumbrante modo de narrar la historia, convierten a Una letra femenina azul pálido, como dije al principio, en un antídoto contra los excesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario