viernes, 3 de diciembre de 2010

EL HEREJE

El Hereje es la única novela histórica escrita por Miguel Delibes. Está basada en un suceso verídico: el proceso y ejecución de un grupo de reformistas en el Valladolid de la Contrarreforma a mediados del siglo XVI.

Debo decir que he comenzado este libro tres veces. La primera, no me interesó en absoluto. La segunda, leí aproximadamente la mitad y el final. La tercera, continué por donde lo había dejado y me apasioné con el personaje principal, Cipriano Salcedo.

En realidad, aunque se trate de un género poco cercano a Miguel Delibes, las características del autor se pueden ver en toda la obra: la descripción del paisaje castellano, que tan bien conocía y amaba; su afición a la caza, la predilección por personajes, de alguna forma marginales, y el exacto retrato físico y psicológico que hace de ellos y de los demás que integran el relato; el cuidadoso estudio de la época, utilizando, incluso, el vocabulario de entonces, ilustrado, pero no arcaico; su rechazo de la hipocresía y la doble moral de determinadas clases sociales; las malas consecuencias que se obtienen al unirse religión y poder; el interés por hallar la verdad, limpia, sin dogmatismos; el valor que otorga a la cultura como instrumento con el que atajar la superstición y el fanatismo de las gentes.
Lo único que me parece bastante ajeno a Miguel Delibes es el aspecto erótico destacado en una buena parte de la novela. Desde luego no es un añadido inconveniente, sino algo natural en el contenido de la historia. Sorprende un poco, porque el escritor no suele recrearse en esas lides; al menos en los libros que he leído de él.
Lo que no me sorprende en absoluto es su preocupación por la verdad, su búsqueda de la autenticidad y la inocencia, su pasión por el hombre íntegro y fiel a sus convicciones, aceptando la duda, que es humana.
Todo esto y mucho más lo representa Cipriano Salcedo, que termina en la hoguera. Delibes nunca dijo que ser fiel a uno mismo fuese fácil; de ahí el tono pesimista y desesperanzado que, si nos quedamos solamente en lo externo, podemos encontrar en la mayoría de sus novelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario