martes, 31 de agosto de 2010

AGOSTO: PUNTO FINAL


Pongo punto final al mes de agosto, poco proclive a profundizaciones y trascendencias intelectuales, con dos novelas de las que se denominan “históricas”, que, por su temática, los ambientes descritos y las características personales de las protagonistas principales de ambas, presentan bastantes similitudes.
La primera, en cuanto a la fecha de publicación, es La cinta roja de Carmen Posadas.
La segunda, Premio Azorín de novela 2010, El amor del rey de Begoña Aranguren.
La cinta roja, biografía novelada de la aristócrata de origen español Teresa Cabarrús, se desarrolla en España y sobre todo en Francia antes, durante y después de la Revolución Francesa.
En El amor del rey, la supuesta amante de Alfonso XIII, Soledad Quiñónes de Larra y Valdés, también aristócrata, cuenta su vida centrándose en la relación amorosa con el monarca.
Hace unos años, concretamente en el 2003, descubrí a Gilles Lipovetsky, filósofo francés que disecciona con claridad y precisión absolutas las sociedades contemporáneas, en obras como La era del vacío o El crepúsculo del deber.
Recomiendo que lean a Lipovetsky, así descubrirán, entre otras muchas cosas interesantes, que las novelas históricas citadas, si es que llegan a leerlas o ya las han leído, son un claro producto de esta época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario