miércoles, 28 de abril de 2010

FIGURACIONES

Hace algunas semanas, proyectaron en el cine club Layndon la película La escafandra y la mariposa, que dirigiera en el año 2007 Julian Schnabel.
El protagonista de dicha película, Jean-Dominique Bauby, queda totalmente paralizado a consecuencia de una embolia masiva. Tras veinte días en coma, descubre que las únicas capacidades que aún permanecen vivas en él son la memoria y la imaginación. Jean-Dominique se vale de ellas y dicta, parpadeando con un solo ojo, el libro que dará lugar a la película citada.
Memoria e imaginación, cualidades indispensables para crear, en cualquier clase de circunstancia; para inventar figuraciones como productos de esa creación.
Con la memoria podemos nutrirnos de recuerdos, que la imaginación modificará a su antojo, dependiendo de muchos y variados factores. Factores que nos hacen diferentes e impregnan de originalidad las obras en cualquier campo de las Bellas Artes.
La memoria y la imaginación nos permiten vivir al margen del rebaño; nos dan la libertad necesaria para ser uno mismo y aceptar el bagage que llevamos a cuestas, pero también para imaginarnos diferentes y figurarnos un mundo a nuestro modo.
Todos esos creadores que aparecen en Hebemagazine: ilustradores, músicos, arquitectos, narradores, fotógrafos, poetas, actores, directores de cine... utilizan, de manera admirable, la memoria y la imaginación; se figuran, proyectan, inquietan, emocionan...
Contemplando sus obras, leyendo sus relatos, escuchando sus voces, podemos trasladarnos a universos distintos. Cada uno posee el suyo, tejido de recuerdos y poblado de esas figuraciones íntimas. personales, únicas, diferentes... que se escapan y vuelan, superando barreras y escafandras.
Figuraciones que llegan a nosotros, las gentes de aquí abajo, y nos hacen mejores, porque en ellas se aprehende lo divino.
Como divina fue la mariposa que suavizó el dolor de Jean-Dominique.

1 comentario:

  1. ¿Cómo era aquello, si me equivoco corrigeme, la imaginación no tiene fronteras?. Es imposible acotar los pensamientos imaginarios de uno, y dificil también plasmarlos en una obra, sea cual sea ésta, pintura, escultura, un libro, una pelicula ... Suerte tenemos de los que imaginan para nosotros.

    ResponderEliminar