miércoles, 17 de febrero de 2010

¿HABLAMOS DE PREHISTORIA?

Ayer tocaba hablar de la Prehistoria. En realidad, el tema lo inicié la semana pasada, proyectando en la clase una parte del documental La odisea de la especie. Tengo claro que, para tratar unidades complejas como, por ejemplo, los hombres primitivos y sus derivaciones. "La metodología debe acomodarse a los procesos que son capaces de asumir los alumnos por su momento evolutivo, su estilo cognitivo, así como a sus niveles motivacionales"; (¿Qué hacer en la escuela? Hacia un estilo global de renovación - Varios autores).
En el primer curso, ocho de la mañana, fiel a las teorías pedagógicas aprendidas, pregunto a los alumnos qué recuerdan del documental. Con la espontaneidad que le caracteriza, una alumna responde: -"La mona que se ahogó en el río". Aclaro que se trata de Lucy, homínido perteneciente a una rama de los australopithecos, cuyo esqueleto, hallado en Etiopía, permitió a los científicos fechar la aparición de estos homínidos en 3'2 millones de años. Menos mal que después otro alumno habla del bipedismo y de la fabricación de herramientas.
En la clase siguiente, tras depositar en la caja habilitada para el reciclaje un auténtico hangar de aviones de papel, rogar que cada uno regrese a la mesa asignada por la tutora, y pedir encarecidamente que me permitan hablar en un tono normal y no a chillidos, solicito me entreguen el resumen, que debían hacer antes del carnaval. Como sólo una alumna lo ha copiado, acabo pronto de corregir, y se me ocurre que quizá resulte conveniente reflexionar con ellos sobre la situación que están atravesando como grupo. "La función esencial de la escuela ha de dejar de ser la transmisión de una determinada cantidad de conocimientos, y dedicarse primordialmente a forjar una mentalidad moral comunitaria. Por lo tanto, el maestro tendrá que rebasar considerablemente su misión de instructor". (Disciplina sin castigo - Oskar Spiel).
También en esta clase hay espontáneos. Uno expone que le parece mal el no poder ir a las excursiones si tienes muchos partes. Otro, que no deben obligar a asistir a clase, que a él no le gusta estudiar, pero sí trabajar en su casa. Un tercero...
El sonido del timbre nos libera de más alegaciones.
¿Hablaremos el jueves de Prehistoria?

2 comentarios:

  1. fantástico y divertido, me encanta leerte. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Supongo que hoy en día los niños están más interesados en la evolución de "física o química" que en la del Homo Sapiens, aunque éstos últimos utilicen el lenguaje de forma mucho más avanzada que los personajes televisivos.
    Me lo paso genial leyéndote. Un beso!

    ResponderEliminar